Reciclando vaqueros: hacemos una flor



Hace poco conseguí que mi marido me diera unos vaqueros andrajosos que él no quería jubilar ni a tiros, pero es que los pobres ya no daban para más, estaban rotos por la entrepierna, los bajos, desgastados.... pero por fin me he hecho con ellos. Pero no para tirar, que para eso siempre hay tiempo, sino para aprovechar la tela y hacerme alguna cosita.
 

Tengo pensado hacerme un bolso con la parte superior, una faldita para la peque con un trozo de pernera y yo quería un broche en forma de flor. Así que he empezado por lo más fácil aprovechando la siesta de los peques, una flor que se hace en poquísimo tiempo y luce mucho.

Simplemente hay que cortar un trozo de vaquero de la siguiente forma:

10 cuadrados de 3x3 cms
5 cuadrados de 4x4 cms
11 cuadrados de 5x5 cms
1 tira alargada de 1cm de ancho aproximadamente



Hay que recortar cada cuadrado, dándole una forma redondeada, porque van a ser los pétalos. Yo no he marcado nada sino que lo he hecho todo a "ojímetro", no me importa que queden desiguales. Una vez que tenemos nuestros pétalos hay que hacer un rollito con la tira alargada y pegarlo en el centro de uno de los pétalos grandes. Yo he usado una pistola de silicona caliente, que es fácil de usar y se puede trabajar de forma ágil. 




Una vez que tenemos la base de la flor (el rollito pegado en un pétalo grande), comenzamos a pegar los pétalos pequeños, dando una línea de silicona en la parte inferior de cada pétalo y los vamos pegando. Lo mismo con los pétalos medianos y luego con los grandes. 

Ya veis que no tiene ningún misterio. Luego se pone un broche en la parte de atrás y listo!!! ¿Os ha gustado?


Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario