Cubos Monta y Desmonta de Playskool

Ya hace días que veía a mi hija pequeña coger los bloques de puzzle de su hermano y empezaba a apilarlos mientras soltaba gritos de alegría. Como Adri nunca tuvo interés por este tipo de juegos no tenía ningún juguete apilable que ofrecerle para que aprendiera a manejar tamaños y formas. Lo único que tenía a mano eran unos vasos de plástico del Ikea y con eso se ha estado entreteniendo hasta que anteayer pude ir a un centro comercial y mirar algún juguete de estas características.

Me da hasta vergüenza reconocerlo, pero es el segundo juguete que le compro a mi hija en los quince meses que tiene ahora. Pero ya sabéis, es lo que tiene ser la segunda, que todo lo aprovecha del hermano. Y para colmo, es ver que ella se lo está pasando bien y vuela a quitarle lo que tenga en las manos.

En fin, a lo que iba... como siempre me toca ir a la carrera por todos lados no me paré mucho mirando juguetes, pero vi esta cajita de los Cubos Monta y Desmonta de Playskool y de puro simple me llamaron la atención. Son los típicos cubos apilables de colores que hemos tenido todos de peques, o por lo menos yo recuerdo jugar con ellos. Ya de qué marca eran... es mucho pedir a mi memoria de pez.



Sólo vienen 8 cubos en distintos tamaños, suficiente para que ellos desarrollen la motricidad fina, adquieran habilidad espacial y utilicen su imaginación. Además, es un juguete apto a partir de los 12 meses. Los cubos se pueden meter unos dentro de otros o bien, dándoles la vuelta, hacer una torre con ellos. Más simple imposible. Para que no haya peleas, los reparto entre los dos si quieren jugar con ellos a la vez, y listo.

La verdad es que en esta casa ha sido todo un acierto porque los dos se pasan rato y rato jugando con ellos, y Adri, hasta ahora, nunca había jugado así de entretenido con ningún juguete. No recuerdo muy bien el precio, pero creo que rondaba los 7-8€, así que ha sido una compra redonda.

¿Vuestros hijos se entretienen con sus juguetes o pasan de ellos?



Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

8 comentarios:

  1. Nosotros se los compramos a Vikingo hace unos meses y le encantan, se los lleva hasta la bañera para jugar con ellos. Se pasa el día desperdigándome cubos por toda la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, que en general este juguete triunfa por lo que veo! Y nosotras a veces complicándonos la vida buscando juguetes que hagan mil ruiditos y tengan mil funciones...
      Besoss

      Eliminar
  2. Uf, pasa de ellos o los coge cuando le viene en gana. Nunca se sabe :)

    De todos modos, también se entretiene mucho con objetos cotidianos de la casa.

    Que por mí mejor, ¿eh? Que verás el día en que empicen "quiero la muñeca tal de la marca tal con tal vestido y tales accesorios que vale una pasta y no encontrarás por ningún lado". :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja ese día llegará seguro. Mi hijo ahora está en la fase de querer toooooooodo lo que ve cuando vamos a hacer la compra. Menuda tortura jajajajajaja

      Eliminar
  3. Les encanta! Nosotros tenemos el redondito de Ikea y está hasta descolorido! Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja eso es que le ha dado muuuuucho uso!!!
      Besotess

      Eliminar
  4. Yo tampoco le he comprado casi nada al pequeño, es lo normal, hay juguetes de sobra en casa. Mi enano adora los cubos de su hermana, aunque solo hay 5 muy pequeños y estaba pensando comprarle los de ikea que hay más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había caído en los del ikea! para otra vez ya lo sé ;)

      Eliminar