Adaptación al cole nuevo

Hace un mes que el peque ha empezado el cole y, aunque me imaginaba que no iba a haber muchos problemas con la adaptación porque él ya había ido un año a la guardería, me daba un cosilla que lo pudiera llevar mal. A él le encataba la guardería y aprender y jugar con los otros niños pero... nunca se sabe cómo pueden reaccionar ante un cambio.

Lo que pasa en ocasiones es que los peques nos dan una buena lección sobre adaptación e integración, y así ha sido esta vez. Ni una lagrima por su parte, ni un lamento, ni una queja. Todo lo contrario. Emocionadísimo con su cole nuevo y con sus nuevos amiguitos.

Aquí la única que lloraba era yo. No lo podía evitar. Mi niño se hace mayor y no lo puedo parar. Y oye... que eso de que se ponga en la fila para entrar a clase y que entre con esa alegría pues casi que me escuece un poco. Lógicamente es lo ideal, pero seguro que entendéis a qué me refiero... ;)


Además, la adaptación al cole no es solamente de los peques, sino también de los padres, que tenemos que acostumbrarnos a nuevas normas, nuevas rutinas y nuevas formas de hacer las cosas. Los primeros días fueron para observar cada detalle con lupa para poder hacerme una idea clara y objetiva de dónde dejaba a mi hijo. Y esto fue lo que vi.

  • Cada clase forma un tren en unas líneas pintadas en el suelo con el mismo color que tiene la puerta de su clase, lo que facilita que se orienten.
  • Las profesoras pasan por la fila de su clase y saludan a cada niño por su nombre a la vez que les hacen una caricia o incluso les dan un beso si los peques no están tranquilos. Lógicamente esto genera una gran seguridad tanto en los peques como en los padres que lo vemos.
  • A los que lloran no les dejan llorar sino que los atienden al momento. Los sacan de la fila para darles la mano y llevarlos ellas a clase mientras les intentan tranquilizar con caricias y palabras. E incluso si están pasando un mal rato de verdad, los cogen en brazos con todo el cariño del mundo. Qué decir... esto ni en algunas guarderías...
  • A la hora de la salida igualmente salen haciendo un tren, todos en fila y agarraditos. No les dejan salir sin más. Hasta que la profesora no dice el nombre de cada niño y acude a recogerlo un familiar los niños se quedan en la fila. Lo que facilita que ningún niño se extravíe o no encuentre a sus padres.

Y si a todo esto le sumamos una reunión de los padres con la profesora en la que nos cuenta lo que van a trabajar, cómo lo van a hacer y encima nos dice que ella se pone en el lugar de los peques para explicar las cosas y la importancia de recalcar lo positivo... Pues ya simplemente es una seguridad y una confianza plena. 


Sin ninguna duda este va a ser un año de grandes cambios que ya se van notando. Tres grandes puntos que van a hacer pasar a nuestros bebés a ser niños
  • El desarrollo del lenguaje
  • La autonomía
  • Capacidad de atención

No puedo estar más feliz con el cole que hemos elegido, con la adaptación tan buena que están logrando y, sobre todo, el cariño con el que tratan a los peques. Y esto se traduce en que mi hijo por las mañanas me mete prisa para ir al cole con tiempo y que por las tardes me pide quedarse un ratito más.

¿Qué tal os ha ido a vosotros la adaptación al cole?

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

17 comentarios:

  1. En nuestro caso fue algo más complicado, no por el colegio, estoy muy contenta con nuestro cole, casi te podría decir que la metodología y rutina diaria de entrada y salida y del colegio son iguales a las de un peque, lo que nos pasó es que Juan José tuvo que afrontar muchos cambios juntos, hacia escasamente dos semanas del nacimiento de su hermano, su padre que no estaba en casa, por ese entonces salia de casa el Lunes y volvía el Sábado de trabajar, la mamá como es natural con un bebé recién nacido y sola con los dos no podía dedicarle ni la cuarta parte del tiempo que le dedicaba antes, el había estado en la escuela de verano en ese mismo cole antes de el verano y iba muy bien super contento (claro que aún estaba su hermanado ja barriga) en fin, de haber sido por las maestras no aguanto el tirón, las tres primeras semanas fueron una agonía, el niño entraba del hombro del conserje llorando y pataleando y yo aguantando el tipo hasta que ya no me veía y entonces me derrumbaba, pero ahí estaban las psicólogas del cole conmigo, lo estás haciendo bien, tu puedes ... cuando empezó la cuarta semana y el niño entró corriendo ha darle un beso a su profe, creí morir de alegría, desde entonces es una gozada verle lo contento que va...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder maja, qué mal lo tuviste que pasar. Pero bueno, si por lo menos tuviste el apoyo de las psicólogas del cole, al menos algo de consuelo tenías aunque no minimice el mal trago. Menos mal que todo salió bien al cabo de un mes.
      Además, tú eres una supermamá!!!
      Mil besos guapa

      Eliminar
    2. Mal pero mal, lloraba yo hasta cuando lo recogía y eso que salir siempre salia contento en su fila ... en fin todo pasa, ahora le digo por las mañana que se levante que llegamos tarde y salta de la cama jajaja... gracias por lo de supermamá, debe ser verdad porque tengo unos superhijos!! Jeje (pero tu me haces la competencia) :P

      Eliminar
  2. Qué profes más majas, la verdad. Se nota mucho cuando la gente trabaja por vocación.

    22+1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Además que esto te deja una tranquilidad muy grande
      Besos

      Eliminar
  3. Pues sí, has elegido un muy buen cole (te lo dice una profe). Qué bien que a él le guste y esté tan feliz (aunque te escueza un poco, que es normal). Ya verás qué cambios va a empezar a dar y qué de alegrías! Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que tú también lo veas así! Ya estoy notando muchos cambios, muchos más que con la guarde, pero claro... es que mi niño deja de ser un bebé!!
      Muchos besos guapa

      Eliminar
  4. Yo ya te contaré en unos añitos, espero que vaya tan bien como os ha ido a vosotros. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como sí! Es cuestión de mirar de coles y tener suerte!
      Besotes

      Eliminar
  5. Pues me alegro un montón de que lo esté llevando tan bien... Tu no tanto, pero si te sirve de consuelo yo entiendo perfectamente como te sientes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, qué penaaaaaaa. Sé que es mejor así pero no lo puedo remediar. Mi niño crece :)
      Besotess

      Eliminar
  6. Que bien que el peque lo reste llevando muy bien, es que ellos nos sorprenden cada día :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienen una capacidad de adaptación fabulosa! Hay mucho que aprender de ellos
      Besooss

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo con lo de las lecciones de integración y adaptación. No sabes lo queme costó adaptarme a este mi país de acogida (USA) y en cambio mis cachorros al segundo día ya estaban felices… Así son ellos!! Increíble!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a los adultos nos cuesta mucho mucho más. Nos puede el miedo y la incertidumbre, pero claro, es normal siendo que nuestro mayor miedo son los peques ;)
      Besotess

      Eliminar
  8. Qué genial.
    ¿Te acuerdas nuestras conversaciones y agobios por twitter las semanas antes del sorteo? :-P
    En nuestro caso muy bien también. Empezó muy bien, dos días después tuvo un pequeño bajón de "quiero quedarme a jugar en casa", pero duró dos dias. La profe nos dijo que una vez que estaba en clase estaba feliz, y efectivamente, dos dias después volvió a ir cotento y con ganas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me acuerdo!!! Menudos nervios pasamos esos días!! Genial tu peque también. Si es que son unos campeones!!!!
      Besotes guapa

      Eliminar