DIY: Una bola de nieve para los peques

Como vienen fechas en las que los peques tienen vacaciones en el cole estoy recuperando manualidades que he hecho en otras ocasiones para daros ideas y que podáis tener a los peques entretenidos un ratito. Así que hoy os traigo una bola de nieve, que es una manualidad superfácil y los peques se divertirán mucho haciéndola y luego podrá decorar una estantería en sus dormitorios.


DIY, bola de nieve, manualidades

Los materiales más sencillos y baratos no pueden ser:
  • Bote de cristal (un tarro de mermelada vacío, por ejemplo)
  • Purpurina
  • Un muñequito
  • Pegamento resistente al agua
  • Agua

Lo único verdaderamente importante de estos materiales es que el muñequito quepa por la boca del bote de cristal, comprobadlo primero porque una vez pegado a la tapa ya no hay vuelta atrás.

¿Cómo se hace?

  • Pegamos el muñequito en la parte interna del tape del bote. Es importante que se haga con un pegamento resistente al agua porque si no se despegará. En nuestro caso pusimos un muñequito que había salido en un huevo kinder de los grandes, que además como tiene motivos navideños es muy acorde a estas fechas.
  • Echamos la purpurina dentro del bote de cristal. ¡No mucha! Que no llegue a ocupar la base del bote. Aunque bueno, si os ayudan los peques como fue mi caso y se empeñan en echar el bote entero pues tampoco pasa nada ;)
  • Llenamos el bote con agua pero no hasta arriba del todo, hay que tener en cuenta que al meter el muñeco el agua subirá. A ojímetro, que quede un dedito de margen o poco más.
  • Poner pegamento resistente al agua en todo el contorno de la tapa, por donde va la rosca y cerrar el bote con el muñeco ya incorporado.


¡Y ya tenemos nuestra bola de nieve de cristal! Fácil ¿verdad?

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

10 comentarios:

  1. Me encanta, creo que nos vamos a poner a ello. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, mi hijo se volvió loco con ella. Bueno... creo que a todos los peques les encantan las bolas de nieve
      Besotes

      Eliminar
  2. Ay, qué apañada eres hija!! Yo lo intento y me sale un churro, fijo. Seguro que acabo manchando el bote de pegamento o algo así jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no me lo creo!!! Si soy capaz de hacerlo yo, que soy una cagaprisas, puede cualquiera!!!!
      Besotes guapaaa

      Eliminar
  3. Tengo una invitación para ti en mi blog. _Besos

    ResponderEliminar
  4. Ainch dejé un comentario y no está. Te decía que me encanta y que he leído que también se le puede echar glicerina para que el agua quede más densa, aunque así se ve perfecto. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, eso de la glicerina no lo he visto. ¿Qué tal queda?
      Besotes

      Eliminar
  5. Ay! Jajajaja, tengo una entrada también de una bola, jajajajaja! Es que quedan taaaan monas! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ponme enlaceeeeee, que o me ponéis las cosas fáciles o voy de cráneo y no las veo!
      Muaksss

      Eliminar