Fin de la lactancia

Bueno, pues ha llegado el día de anunciar que la lactancia de mi niña ha llegado a su fin. He intentado alargarla lo máximo posible porque para mí era algo muy importante pero en estas cosas son los peques los que mandan y deciden. Así que, con mucha pena y resignación, me toca cerrar capítulo en esta andanza maternal y continuar con lo que venga.

Realmente no me debería quejar esta vez porque han sido 22 meses de lactancia, justo el doble de la de mi hijo. Pero aun así me da penilla no haber podido continuar más tiempo. Una lactancia prolongada hubiera sido ideal.

Llevábamos ya un par de meses que apenas me pedía e incluso se podía pegar 3 días sin tomar pecho. Y he de confesar que por las noches aprovechaba y le metía la teta a traición para aliviar la congestión y, para ser honesta, sentirme yo mejor emocionalmente. Porque sí, porque me resistía a que esto acabara. Pero era una locura, si ella no quiere más yo no puedo forzar.

Es cierto que el destete ha sido de la mejor forma posible. Ella ha ido poco a poco saltándose tomas, a su ritmo y por propia voluntad. Y al fin y al cabo, eso es lo más importante, que ella sea quien lo haya decidido.

A pesar de que ya hace una semana que toma pecho sí sigue buscando el contacto físico, ese refugio que no solo era alimento sino calor y consuelo. Aunque ahora ya da igual el mío, puede meter la mano por dentro de su padre, de su yaya o incluso ella misma. Vamos, para foto está sobándose las tetillas con una mano y con la otra el dedo en la boca.

Yo sigo produciendo leche. Es inevitable con tanto estímulo y tanto sobeteo, pero supongo que enseguida se retirará. Lo que ya no tiene sentido es intentar que ella vuelva a coger el pecho.

Me quedo con estos 22 meses de lactancia feliz, a demanda, en cualquier momento y en cualquier lugar. Gracias pequeña por habérmelo puesto tan fácil.

fin de la lactancia, destete, dar el pecho, maternidad

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

22 comentarios:

  1. Aishhhh debe ser difícil de asimilar, yo temo ese momento porque llevo tanto tiempo en esto que me sentiré rara cuando no tenga al pitufo ahí pegado. Lo de la congestión, a mi me dijo la matrona que es sólo al principio, que luego se regula y no se nota, pero sí que se nota, sí..
    Lo bueno es que en tu caso lo ha decidido tu niña y nadie ha forzado a nadie, eso es lo ideal en mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo rarísimo, como si me faltara algo o tuviera la sensación de que me olvido de algo que no puedo recordar. La verdad es que para ella es lo ideal pero a mí me queda un vacío... puff. Disfrútalo a tope, que de verdad que se echa en falta
      besos guapa

      Eliminar
  2. La verdad es que da penita, pero cuendo ellos dicen basta no hay vuelta atrás. Princess hizo lo mismo pero con 10 u 11 meses... Una pena. Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da pena. Yo me quería desquitar por la lactancia de Adri, que se me hizo muy corta, pero mira, al final ellos mandan. No hay más.
      Besotes amoree!

      Eliminar
  3. Bueno, 22 meses está genial y cuando ellos deciden, de alguna manera es porque tienen esa necesidad cubierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Está genial? jo, pues esto es como ver una tarta y que solo te den una cucharadita, yo quiero más! jajajajaja. Pero bueno, reemplazaremos la teta por el tetabrick ;)
      Besotesss

      Eliminar
  4. Ohhh bien porq ha sido super natural, pero da una pena...sobre todo los primeros días, luego te vas olvidando. A por el tercero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ya quisiera yo un tercero, pero si Costillo no quería un segundo, al llegar la peque tomó precauciones para que no nos volviera a pasar ;)
      En fin, siempre me quedarán las fotos y los recuerdos...
      Besos guapa

      Eliminar
  5. Que penita, ay yo estoy temiendo el día que la peque lo deje, con el mayor fueron 33 meses de feliz lactancia, con la peque llevamos ya 21, y espero que dure mucho.
    te quedan los 22 meses que habéis estado. Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá duréis mucho más!! Es algo que se disfruta como pocas cosas en la vida y es un regalo precioso para los peques.
      Muakssss

      Eliminar
  6. Jo que pena pero ole tu !
    Yo voy por los 22 meses y de momento sigue pidiéndome mucho, sobre todo por la noche.
    A veces me desespero pero se que cuando llegue el día que deje de hacerlo lo voy a echar mucho en falta.
    Lo habéis hecho genial! Animo, ahora a disfrutar de la siguiente etapa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se hace un poco cuesta arriba, te doy la razón, pero compensa. Es algo tan bonito y gratificante... disfrutad mucho vuestra lactancia!
      Besotess

      Eliminar
  7. ¡Ay qué redondeces en esa foto en la que va vestida de fucsia! ¡Preciosa! Nosotras hemos llegado a los 16 meses, y aún no vislumbro el final. Cuando llegue llegará, pero al principio no creí ni que llegásemos a los 6 primeros meses. ¡Cómo se nota que soy primeriza y que no sabía de qué hablaba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, sí que estaba un poco redonda, esos pliegues eran pura preciosura!
      Si no vislumbras el final es que vais bien, tú goza a tope, que de verdad que se echa mucho en falta cuando se acaba,
      Besotesss

      Eliminar
  8. Que penita, aunque ha sido un destete de lo más natural. Además 22 meses de lactancia están genial. Yo llevo 19 meses y SB sigue mamando bastante, aunque hay días que desearía que lo dejara un poco, porque desde el cuarto mes de embarazo tengo el pecho hipersensible. Pero es una racha y si lo dejara de hacer también me daría mucha pena.
    Ánimo guapa, sabemos que en esto hay etapas y algunas acaban y otras empiezan, aunque cueste asimilarlo jeje.
    Un Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego natural sí, lo ha marcado ella al 100%. Sé que no me puedo quejar de los 22 meses pero ya sabes... no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes jajajajaja
      Tú mucho ánimo, que para tí ahora no es fácil por la molestias del embarazo pero lo estás haciendo genial!
      Muchos besos guapaa

      Eliminar
  9. 22 meses me parece genial!!! La verdad es que debe dar penita. A ver que tal me va a mi. Pero no sé si duraremos mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, yo iba con ese pensamiento también. Lo que tenga que durar, durará. Tú disfruta a tope que cada día es un regalo precioso para tu peque.
      Besos

      Eliminar
  10. Da mucha penita, yo me sentí abandonadilla pero es que Vikingo tomó la decisión demasiado pronto a mi parecer. Pero bueno siempre y cuando sean ellos los que decidan hay que respetarlo. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues qué rabia cuando nos quedamos con las ganas de más, pero bueno, lo que tú dices... si son ellos...
      Besotess

      Eliminar
  11. Ains, me has recordado tanto nuestro caso... Redondo tampoco quiso más teta con 22 meses, y es lo que dices tú, yo por mi hubiese seguido, pero tampoco era cuestión de obligarle.
    Me has tocado la fibra sensible... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja estamos todas con la hormona tonta! Seguro que en unos años nos reiremos!
      Muaksss

      Eliminar