¿Cuánto trabaja un niño? ¿Les puede costar la salud?

Hace unos días compartí un vídeo en la página de facebook que me rompió el corazón. Era un vídeo donde varias personas interactuaban con un locutor desconocido y tenían que averiguar su trabajo. Un trabajo de 8 horas y otras 3 en casa. Un trabajo de fines de semana y vacaciones. Un trabajo donde tiene que cumplir por obligación. Y más...

¿Qué les estamos haciendo a los niños? Me pregunto yo. 


Echo la vista atrás y mi impresión es que viene de lejos. Recuerdo mi época de estudiante y revivo esas tardes sentada en el escritorio de mi cuarto. Tareas de inglés, de lengua, de matemáticas, historia... Llegaba la hora de la cena y en ocasiones no había acabado. Tocaba seguir después de cenar.

Obviamente cuanto más avanzaba en cursos más complicada se volvía la cosa. Noches en vela. Madrugones. Café en vena. Recuerdo a mi padre levantarse a las 6:30 para irse a trabajar y yo ya estaba sentada con mis trabajos y mis apuntes. Él no decía nada. Se iba a la cocina, preparaba otro café con leche y me lo traía a mi cuarto. 

¿Yo quiero esto para mis hijos? Indudablemente no. Yo quiero que puedan tener una vida más o menos organizada, que estudien y aprendan, claro que sí. Pero lo que les guste, ya que nos ponemos. Muy ideal, ya lo sé.

maternidad, niños, estudios, deberes, colegio, salud infantil, ansiedad, trabajo
Fuente: Imagui

Mis hijos son aún pequeños, no nos mandan tareas para casa. Todo lo más, alguna vez hablando con sus profesoras nos han aconsejado algún tipo de puzzle o juego. Pero llegará el día de "me han mandado ésto de deberes". Y ellos tendrán que sacrificar su tiempo de ocio después de haber acabado su "jornada laboral" para ponerse al día en aquello que les han mandado.

Es un ritmo agotador. Y en muchos casos los niños empiezan a tener ansiedad, insomnio, trastornos alimenticios... Normal. Yo creo que se les pide mucho más de lo que se debe.

Con el permiso de una seguidora plasmo aquí la situación real que vivió ella con una de sus hijas.

maternidad, niños, estudios, deberes, colegio, salud infantil, ansiedad, trabajo

Es una situación que se da en muchos países, muchas ciudades, colegios privados, públicos... pero los que sufren son los niños. Niños que muchas veces no saben o no se atreven a decir que están desbordados. Nosotros también lo estamos: trabajo, casa, obligaciones miles... Y a veces no nos damos cuenta de en qué punto están nuestros hijos.

¿Cuál es la solución? Pues no tengo ni idea. Yo solo sé, que cuando me tengo que llevar trabajo a casa me hierve la sangre. Si es por gusto, pues bueno, la de aquel. Pero por imposición máxima... entraría en combustión espontánea. Los niños tragan y pasan por el aro porque no les queda otra.

¿Tus hijos lleva deberes a casa? ¿Crees que son demasiados? ¿Se te ocurre alguna solución?

Si no quieres perderte nada ya sabes que puedes seguirme en facebook aquí.

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

1 comentario:

  1. Yo no recuerdo muchos deberes cuando era estudiante, auqnue sí muchas horas de estudio. Ahora veo a mi sobrina y se me cae el alma todas las tardes. ¿Cómo puede ser? No sé cómo ni por qué hemos llegado a esto... Lo niños tienen que hacer los deberes en el cole, no en casa... Para hacer todas esas horas extra ya estamos los profes ;)

    ResponderEliminar