Ahorrar: Pagar por el café en casa

A muchos nos pasa que año tras año hacemos propósito de guardar algo de dinerillo y ahorrar un poco. A veces, entre que el mes es muy largo y el sueldo muy corto, nos vamos olvidando de hacer esta pequeña hucha que, por pequeña que sea, al final nos va ayudar. Para un capricho que tengamos, una ayuda para las vacaciones, los regalos de Navidad... lo que sea.

Hoy os voy a contar cómo ahorramos en esta casa con el método del café. Suena raro, ¿verdad? Bueno, primero he de confesar que soy una adicta al café y tomo varios a lo largo del día (entre 4 y 6 cafés para mis nervios...). Yo tengo una máquina nespresso y las capsulitas de las narices son caras, así que empecé a pagar por mis cafés y así cuando tuviera que ir a comprar cápsulas no me doliera tanto el bolsillo.

Ya sé que me diréis que hay otras marcas más baratas. Yo también las he comprado. Pero, si puedo, prefiero comprar la marca original porque me gusta más el sabor y encajan mejor en la máquina.

Lo que os decía, al principio era simplemente para paliar el gasto del café, que también es una idea que os puede venir bien a los grandes cafeteros como yo. Pero, después de un tiempo, la idea evoluciona o se transforma en "ese dinero no se toca".

Lo que tenéis que hacer es muy sencillo: poner precio al café de casa. Lógicamente cada casa tiene una situación. Yo, en mi caso, pago 0,50€. Otros a lo mejor quieren pagar 1€, yo qué sé... la cuestión es poner una cantidad que podamos asumir y que sepamos que vamos a pagar. De verdad que no es lo mismo decir, por ejemplo: "este mes voy a ahorrar 30€" que ir echando chatarrilla en un bote. No duele igual porque no sientes el soltarlo de golpe.

ahorrar, batiburrillo, cafe, hucha, metodo de ahorro, pagar cafe,

No me pongáis la excusa de que no tenéis máquina de monodosis porque no cuela. Llevo unos días que pago hasta por el vaso de leche con nescafé de por la mañana, así que cualquier café vale para esto XD

Vamos a verlo con números reales para que os hagáis una idea del ahorro y así, a lo mejor, os anima más. Voy a poner 2 cafés al día, que es mucho menos de lo que me tomo yo, pero igual se acerca más al común de los mortales.

  • 2 cafés al día a 1€ en un año son 730€
  • 2 cafés al día a 0,90€ en un año son 657€
  • 2 cafés al día a 0,80€ en un año son 584€
  • 2 cafés al día a 0,70 en un año son 511€
  • 2 cafés al día a 0,60 en un año son 438€
  • 2 cafés al día a 0,50€ en un año son 365€
  • 2 cafés al día a 0,40€ en un año son 292€
  • 2 cafés al día a 0.30€ en un año son 219€
  • 2 cafés al día a 0,20€ en un año son 146€

Menos de 0,20€ ya no le veo mucho sentido, ¿no creéis? Mirad las cifras y pensad en algo que os apetezca o que necesitéis y así podréis poner precio a vuestro café. Yo creo que merece la pena intentarlo y ser constante. ¡Ese dinerillo puede ir genial!

¿Os animáis a probar este método de ahorro? Ya me contaréis...

Si no queréis perderos ninguna de mis locuras ya sabéis que podéis seguirme en facebook y en twitter.

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

5 comentarios:

  1. Pues me parece genial porque necesitábamos ahorrar y nos viene de perla!

    ResponderEliminar
  2. A mí me parece que el sistema será genial sobre todo para los que tiene cafeteras de estas de cápsulas, porque con lo que ahorrarán al menos no notarán lo que les cuesta cada café casero con estas modernidades.

    ResponderEliminar
  3. Pal aifon 6, pal aifon 6. Jajaja. Una idea genial. Nosotros guardamos las monedas de 2 €.

    ResponderEliminar