Mi blog es mío y publicito a quien quiero

El mes que viene el blog cumple 3 años. No es una barbaridad de tiempo pero tampoco soy ninguna novata en estos lares. Con el tiempo me he vuelto más pausada, más comedida en lo que digo y cómo lo digo y hacía mucho que no vomitaba un post en el tono en el que va a ser este: una pataleta en toda regla.
blog, blogger, ser bloguera, publicidad en blogs, batiburrillo
Fuente: Nosotros2

En estos 3 años he hecho publicidad en el blog por 3 vías. Uh-oh-ah ¡¡uy lo que ha dicho!! ¡Que hace publicidad! Pues sí, señoras y señores, es publicidad porque en el mismo momento que alguien te ensalza las características de algo que ha probado y le ha gustado es publicidad. Luego ya está el tema de que esa publicidad llegue a más o menos gente, que el número de seguidores no lo es todo (pero eso ya da para otro post).

Vía 1 de publicidad: PORQUE ME DA LA GANA. 

No hay mucho que explicar, creo yo. Compro algo, siempre relacionado en mayor o menos medida con la temática del blog y si esa compra (o regalo de mi círculo personal) me ha maravillado pues lo cuento y lo comparto.

O aunque no compre, veo algo en internet que me entra por los ojos, que realmente parece fiable y decido compartirlo. Punto pelota.

Vía 2 de publicidad: PRUEBA DE PRODUCTOS

Cada día más empresas son las que se ponen en contacto con blogueras para enviarles productos y que los puedan probar y ya si eso... pues si pueden escribir unas líneas pues mejor que mejor. En mi caso, y como muestra tenéis este post, a la marca en cuestión le puede salir el tiro por la culata y, aunque no sea lo más correcto del mundo, no me quedará más remedio que decir que el producto no es lo que esperaba, por decirlo de una manera fina.

Vía 3 de publicidad: A CAMBIO DE DINERO

Uy qué sucio... Pues mira, no, no soy una ONG. Escribir un post como Dios manda (estructurado, con sentido, sin faltas de ortografía, con personalidad, con fotos...) lleva un importante trabajo detrás. Soy de las que me implico en cada post que escribo, que pruebo los productos a conciencia, que investigo y eso me cuesta tiempo. Y el tiempo cuesta dinero. Y yo soy autónoma, así que calcula...

Aun así, ni de lejos escribo cualquier cosa por dinero sino que si no me encaja, no me gusta o no compraría el producto en cuestión, pues bye bye.

¿Y por qué viene todo esto? Pues por algo tan tonto como que alguien esta tarde se dedicara a dejar mensajes de spam en el blog, poniendo links a una página de facebook. Que al rato de borrar yo esos mensajes me llegara un privado de alguien quien acababa de dar al me gusta de mi fanpage y que decía algo similar a "oye, me encanta tu blog y tu página, mi página es esta, ¿me haces publicidad?" ¿Perdona? Pues mira, no. ¿Te encanta mi página hace cuánto? ¿1 minuto? ¿Y mi blog? ¿Has leído algún post mío? ¿Sabes cómo escribo o de lo que hablo? Lógicamente, ante la negativa y mi aviso de que no me gustaba el spam quitó rápidamente el me gusta. Con viento fresco, oiga.

Pero es que aún más... ¿cómo mierdas puedo saber que no has creado una página 2 semanas antes con el fin de estafar a toda la gente a la que puedas y luego cerrar la página? Lo siento pero no. Nunca he dudado en ayudar a mamis emprendedoras que se han sabido ganar mi confianza, a quienes demuestran un trabajo, un buen hacer, una actitud positiva, un esfuerzo. 

Que tu fin último sea ganar unos cuantos me gusta en tu fanpage no favorece en nada a tu imagen. Yo no busco seguidores a toda costa. Cuantos más seguidores tengo más me preocupa lo que escribo y cómo lo escribo. Es una responsabilidad. Y yo no vendo nada, de hecho, me expongo mucho con mis vivencias y mis experiencias.

Si tú piensas exclusivamente en muuuuuuchos me gusta en tu fanpage para conseguir muuuuuuchas ventas, por esa regla de 3 te voy a decir que yo cobro dinero porque mi trabajo es escribir y llegar a esa gente a la que tú, por tus formas y maneras, no vas a llegar nunca. 

A lo que voy, que yo publicito en el blog a quien quiero, a quien me da la gana, a veces con condiciones y a veces no. Que me entres en frío con un mensaje privado en una red social es tener muchas papeletas para que te de largas a menos que me susurres cosas bonitas al oído, con cariño, suavidad y preparando el terreno.

Buena suerte.

Ya sabes que si no quieres perderte nada puedes seguirme en facebook y en twitter.

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues eso, que ya puedo ir en paz... jajajajaja

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No sé si bien o mal pero descansada sí que me he quedado

      Eliminar
  3. Ole tu!! Suscribo cada palabra y tuve un incidente parecido hace unos meses. Una me "exigía" que le publicitara la fanpage en la mía porque ella había hecho lo propio, aunque yo no se lo hubiese pedido. Si me escribe de nuevo le paso este post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda ya, coño, que la gente tiene mucho rostro. Que se puede pedir pero hay formas y formas

      Eliminar
  4. Hola!!

    Todo el mundo tiene derecho a hacer publicidad, a colaborar a cambio de probar y opinar o de dinero, las dos cosas están bien. ¿Qué hay de malo? Mientras solo sea publicidad y no se obligue a comprar nadie puede quejarse jajajaja

    Puede molestar la manera de comunicarse contigo pero hay gente que no sabe que se dirige mal, ni sabe quién hace las cosas a cambio de algo, ni tampoco sabe cómo funcionan las redes. Cuando es una persona no es lo mismo que una tienda, como vende cosas hay que confirmar que sea de confianza para no recomendar una web desconocida que no se sabe nada. Los "me gusta" no importan tanto pero la sociedad o las redes han hecho que importe, se tiene menos vidibilidad, se tiene menos importancia, aunque pongas cosas que gusten e interesen, mucha gente por ver que tienes pocos "fans" no te lee o ni se queda solamente por ese número. Por eso muchas fan page que tienen muchos aunque no ponen nada que sea tan "especial", la gente se suele animar más a poner likes y a comentar. Nos dejamos llevar por los likes y aunque muchos no quieran tienen que darle demasiads importancia, sobretodo las marcas que pueden quedar "mal" simplemente por tener pocos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la forma de comunicarte con cualquiera es lo principal. No es una cuestión de ser una empresa o un pequeño emprendedor, es una cuestión de educación, de saber estar.

      El tema de números ya digo que da para otro post porque los números no lo son todo. De hecho, esos números se pueden comprar pero ¿y de qué sirve? Si de algo puedo estar muy orgullosa es de que la página de facebook hace tiempo que se ha convertido en un espacio común donde se interactúa, donde hay un apoyo entre madres, donde se comparten dudas. Eso vale oro para mí. Somos pocas pero guerreras!!!

      Eliminar
  5. Pues totalmente de acuerdo contigo, de esos me he encontrado alguno también, se piensas que eres una ONG y van con la obligación de que les nombres en tu blog. Yo también soy sensata y hay ciertos temas, como el del juego, que aunque me lo hayan propuesto no he colaborado porque no es una temática que me guste tratar en mi blog ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si la cuestión son las formas, cómo te plantean que les hagas publi, luego ya el tema encajará o no pero ese orimer contacto... ayyyyyy qué dolor a veces!

      Eliminar
  6. hola,yo al principio me dejaba llevar por lo seguidores, pero llego un momento que ahora me tomo la cosa con calma, escribo y no miro los me gusta o los seguidores. en cuanto a los productos que recibo, ahora intento que sean productos que me gustan, y rechazo empresas chiñas yde productos que no me valen para nada, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los números no son tan importantes bajo mi opinión. Yo le doy más valor a lo que interactúan, mensajes, apoyo... eso es lo que llena y por lo que merece la pena el blog

      Eliminar